Lectores Comprensivos

15 oct. 2010

Dijeron adios!

Pensamiento colapsado en una noche vacía. Esa era mi situación, sin abrigo y bajo el cielo estrellado. Una oscuridad que arropaba al mas ruin, y dejaba atónito al que ya lo había visto todo.

Una pregunta invadió mi mente dejando de lado toda la tranquilidad que me rodeaba. El instante fue irritante y comencé a desesperarme. Algo cambió. De repente la noche se apago, dando paso a una oscuridad jamás antes observada. Las estrellas se habían marchado. Dejaron de dar luz al universo. Habían roto su promesa de quedarse para siempre. Nunca dijeron porque, pero todos sabemos que ocultamos su brillo bajo mantas de gases y se sintieron apartadas de un mundo que no necesitaba de el resplandor de las noches. Y así fue como negaron su brillo a generaciones venideras.

Simplemente ocurrió. Comprendimos nuestra culpa incierta. El cielo se había apagado y con él la inspiración.

1 comentario: