Lectores Comprensivos

27 nov. 2010

Impaciente - "El Rollo"

Poder abrazarte y mirarte a los ojos una vez más dibujo en mi la sonrisa infantil que todos llevamos dentro. Llevaba días sin poder besarte, y al verte, te susurré al oído palabras llenas de cariño y te hice enrojecer. La noche quedaba a nuestros pies y te conté que dormía desesperado, impaciente, con la piel erizada cada vez que el viento susurraba tu nombre, inquieto y con ansias de una caricia, de un suspiro, de un te quiero.

Te narré con detalles la resignación de que la distancia no desaparece por soñar, la paciencia de una espera angustiosa, la tranquilidad de un alma enamorada, el mero aguante de un cuerpo que se enfría porque tú no estás. No hubo mas vueltas de cabeza cuando la palabra que resonó en mi mente fue, espera.

A pesar de todo, mi alma encontró un respiro en su agonía y se tranquilizó sabiendo que estabas de camino. Caí rendido en la cama para esperarte mientras cruzabas la ciudad en un atardecer de película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario