Lectores Comprensivos

27 nov. 2010

-

El brillo de riquezas que solo caben en la imaginación de un engreído hizo que el hombre se desviara de su camino y perdiera el rumbo marcado en un tiempo ya muy pasado. Descentrado y con ansias de poseerlo todo, el hombre, inventó el poder. Apartaron a débiles, mujeres y a los considerados como indígenas carentes de una ética verdadera. Implantaron su falsa justicia y sacrificaron a culturas llenas de vida conservadas tras generaciones. La búsqueda del control absoluto llevó a la tumba a almas inocentes que se cruzaron con las ideas de arrogantes sin cerebro. El envilecimiento de hipócritas, altaneros y desequilibrados mentales provocaron una matanza tras otra, alteraron la visión de una vida apacible, cambiaron la percepción de un mundo calmado y con vista a evolucionar hacia un circulo de armonía.

Tras tanto sufrir la opresión de esquizofrénicos de la supremacía llegó la calma. Murió el hambre, la pobreza y sus culpables. El mundo dejo de ser mundo y se convirtió en hogar para aquellos marginados por avaros insaciables.

Solo fue un pensamiento en una noche de alerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario